10 consejos para una buena noche de sueño

Algunos consejos para una buena noche de sueño son simples pero importantes, como:

  1. No coma mucho y evite la cafeína, la nicotina y el alcohol por lo menos 4 horas antes de ir a la cama;
  2. Mantenga un ritmo de sueño: ir a la cama a la misma hora todas las noches y trate de mantener esta rutina los fines de semana;
  3. Si no dormir en 30 minutos, levántese y busque una actividad relajante como escuchar música suave o leer;
  4. Evite tomar notas, leer o ver la TELEVISIÓN en la cama;
  5. Tome un baño caliente, trate de relajarse y evite los pensamientos desagradables. Cuando el cuerpo está listo para dormir, generalmente la temperatura de ella cae. Un baño puede estimular la bioquímica del sueño;
  6. Ejercita antes, siempre antes y nunca después de la cena, o por lo menos 3 horas antes de dormir;
  7. Oscurezca todo! En general, las personas duermen mejor en ambientes oscuros;
  8. Es difícil dormir sintiendo hambre, coma algo ligero antes de acostarse: una manzana es una buena opción;
  9. Si tienes insomnio o dificultad para dormir, evite dormir durante el día o, si está muy cansado, busque dormir menos de 1 hora;
  10. Aprende a dominar el estrés, hacer una planificación para disminuir el ritmo del día a día, especialmente en la segunda parte del día.

El sueño reequilibra el organismo produciendo la serotonina, una hormona responsable de la sensación de placer, evitando el acúmulo de cortizol, mejorando el estado de ánimo y la buena disposición, así como aumenta la sensibilidad a la leptina , hormona responsable de informar al organismo la ausencia de hambre, por lo que toda dieta debe incluir por lo menos 7 horas de sueño consistentes para una mujer activa y saludable lucir hermosa.

Dormir bien es sinónimo de varios beneficios para el cuerpo, porque:

  • El rostro es uno de los principales indicadores de una noche mal dormida: intensifica las marcas de las líneas de expresión, ya que quien no se relaja durante la noche se mueve más el rostro que amanezca hinchadas, claramente sin brillo, con los vasos sanguíneos congestionados que dificulta la oxigenación de la causa de las ojeras;
  • Los ojos están secos e irritados, causando ardor, enrojecimiento y falta de brillo;
  • La hormona del crecimiento, que es responsable de la renovación de los músculos evitando la flacidez muscular se libera en gran parte durante el sueño, por lo que la falta de sueño causa flacidez;
  • La falta de descanso engorde, ya que deja el metabolismo lento y el menor gasto de energía aumenta el mecanismo de almacenamiento de las sobras que resulta en grasas localizadas;
  • El cabello está débil, ya que con la reducción de energía del organismo, los hilados de pelo dejan de recibir la cantidad de nutrientes que estaba reservada a ellos y se debilitan.

Para mejorar la calidad del sueño es muy importante establecer un horario regular para dormir y despertar, porque así el reloj biológico funciona mejor.

Aprenda a programar en el sueño: Cómo programar una Buena Noche de Sueño

Leave a Reply