10 signos y síntomas de falta de vitamina C

La vitamina C, o ácido ascórbico, es esencial en la formación del colágeno, que da estructura a los tejidos del cuerpo, y en la absorción del hierro, además de tener participación en la regulación del metabolismo del organismo y en la formación de células sanguíneas. Por lo tanto, su falta puede causar signos y síntomas como:

  1. Cansancio, palidez y mareos, debido a la anemia causada por la poca absorción del hierro;
  2. Dificultad para la cicatrización de heridas, debido a la deficiencia del colágeno;
  3. Hemorragias, principalmente por la boca y la nariz, pero que pueden surgir en cualquier lugar del cuerpo, debido a la rotura de los tejidos que soportan los vasos sanguíneos;
  4. Manchas púrpura por el cuerpo, también por la fragilidad de los vasos sanguíneos;
  5. Deformidades en los huesos y un aumento del riesgo de fracturas, principalmente en niños, ya que se modifica el proceso de calcificación y formación de los huesos;
  6. Caída del cabello y el debilitamiento de las uñas, por el debilitamiento de los tejidos;
  7. Dolor de huesos, inflamación en el cuerpo y el debilitamiento de los cartílagos y articulaciones;
  8. Caída y ablandamiento de los dientes, ya que la se modifica la formación de la dentina, que es la matriz de los dientes;
  9. Aumento del riesgo de infecciones, como la gripe y los resfriados, ya que la falta de vitamina C afecta la formación de los glóbulos blancos y se modifican varias funciones del sistema inmune;
  10. La Tristeza, el estrés mental y dificultades de razonamiento, ya que la falta de esta vitamina puede producir cambios químicos del cerebro.

La enfermedad causada por la deficiencia de vitamina C es llamada escorbuto, y el conjunto de estos signos y síntomas comienza a surgir después de 45 a 80 días de la falta de la vitamina. Los escorbuto infantil se llama enfermedad de Moeller-Barlow, y se caracteriza, también, por importantes deformidades en los huesos, crecimiento perjudicado y alteraciones cardíacas.

Causas de la falta de vitamina C

La vitamina C se absorbe en el intestino y su principal fuente de alimentación, por lo tanto, la falta de esta vitamina se produce cuando la dieta es insuficiente o cuando la absorción por el intestino no es la adecuada. Así, algunos de los principales factores de riesgo son:

  • La malnutrición;
  • Anorexia;
  • El tabaquismo;
  • El alcoholismo;
  • Enfermedades e inflamaciones intestinales, como la enfermedad de Crohn;
  • El embarazo y la lactancia.

Además, los bebés que no dan el pecho, y que consumen fórmulas que no son enriquecidas con vitamina C también tienen riesgo de desarrollo de esta discapacidad.

Cómo se realiza el tratamiento

La vitamina C se encuentra principalmente en frutas y verduras, como la piña, acerola, naranja, limón y chile, por ejemplo, siendo importante la presencia de estos alimentos en la dieta para cubrir las necesidades diarias. Echa un vistazo a la lista completa de alimentos fuentes de vitamina C.

La cantidad de vitamina C que se debe consumir diariamente es de aproximadamente de 60 mg, sin embargo, algunas personas pueden necesitar cantidades mayores, como las mujeres embarazadas, fumadores y personas en el uso de algunos medicamentos que pueden afectar la absorción de esta vitamina, como anticonceptivos, antidepresivos y diuréticos, siendo recomendado hablar con el médico y el nutricionista para ajustar la reposición de la vitamina, en estos casos.

Como la vitamina C puede ser eliminada, poco a poco, a través de la orina, su consumo debe ser diario, y en caso de que la cantidad necesaria no sea alcanzada con la alimentación, también es posible consumir suplementos con vitamina C, como Targifor, Bio-C o Redoxon, por ejemplo. Sin embargo, su consumo debe ser aconsejado, de preferencia, por un nutricionista para que no sea hecho en falta o en exceso.

Para que sirve la vitamina C

La vitamina C tiene un papel importante en la regulación del metabolismo del cuerpo, en la formación de hormonas y de las células de la sangre, así como en la composición del colágeno y los tejidos que forman la piel, los vasos sanguíneos, huesos y cartílagos.

Además, esta vitamina también es un potente antioxidante, capaz de nutrir las células y a eliminar los radicales libres responsables del desgaste de los tejidos, y, por lo tanto, previene la aparición de enfermedades y envejecimiento prematuro. Más información sobre estos y otros beneficios en vitamina c: antioxidante indispensable.

Leave a Reply