10 signos y síntomas de que puede estar con Burnout

El Síndrome de Burnout se caracteriza por un estado de agotamiento físico, emocional o mental que surge por lo general debido a la acumulación de estrés en el trabajo, siendo, por tanto, muy común en los profesionales que tienen que lidiar con la presión y responsabilidad constante, como en profesores o profesionales de la salud, por ejemplo.

Algunos de los signos y síntomas que ayudan a identificar si una persona está sufriendo de este problema incluyen:

1. Sensación constante de negatividad

Es muy común que las personas que estén pasando por esta enfermedad son constantemente negativas, como si nada fuera a salir bien.

2. Cansancio físico y mental

Las personas con Síndrome de Burnout, por lo general, tienen un cansancio constante y excesivo, difícil de recuperar.

3. La Falta de voluntad

Una característica muy común de esta enfermedad es la falta de motivación y voluntad para hacer actividades sociales o estar con otras personas.

4. Dificultad de concentración

Las personas también pueden tener dificultades para concentrarse en el trabajo, las tareas diarias, o en una simple conversación.

5. La Falta de energía

Uno de los síntomas que se manifiesta en el Síndrome de Burnout es el cansancio excesivo y la falta de energía para mantener hábitos saludables, como ir a la academia o tener un sueño regular.

6. Sentimiento de incompetencia

Algunas personas pueden tener la sensación de que no están haciendo lo suficiente dentro y fuera del trabajo.

7. Dificultad para disfrutar de las mismas cosas

También es normal que la persona sienta que ya no le gustan las mismas cosas que me gustaban de antes, como hacer una actividad o practicar un deporte, por ejemplo.

8. Priorizar las necesidades de los otros

Las personas que sufren de síndrome de Burnout, se suelen poner las necesidades de otros a las propias.

9. Cambios repentinos de humor

Otra característica muy común, son los cambios repentinos de humor, con muchos períodos de irritación.

10. Aislamiento

Debido a todos estos síntomas, la persona tiene tendencia a aislarse de las personas importantes en su vida, como amigos y familiares.

Otros signos frecuentes del síndrome de burnout incluyen tardar mucho tiempo en realizar las tareas profesionales, así como para faltar o llegar tarde muchas veces al trabajo. Además, cuando se tira de vacaciones es común que no se sentir placer durante este período, volviendo para el trabajo con la sensación de estar cansado.

Aunque los síntomas más comunes sean psicológicos, las personas que están sufriendo con el síndrome de burnout también pueden sufrir a menudo con dolores de cabeza, palpitaciones, mareos, problemas de sueño, dolores musculares y hasta la gripe, por ejemplo.

Muchas veces, la persona que está sufriendo con burnout no puede identificar todos los síntomas y, por lo tanto, no puede confirmar de que algo está pasando. De esta forma, si existen sospechas de que se pueda estar sufriendo con este problema, es recomendable pedir ayuda a un amigo, familiar u otra persona de confianza a fin de identificar correctamente los síntomas.

Sin embargo, para hacer el diagnóstico y no tener más dudas, la mejor forma es ir con una persona cercana a un psicólogo para que sean discutidos los síntomas, identificado el problema y orientado a un tratamiento. Entienda como, por lo general, se hace el tratamiento de esta enfermedad.

Leave a Reply