3 Remedios caseros para la Artrosis

Algunos remedios caseros, preparados en casa con plantas naturales fáciles de encontrar, son una excelente opción económica para completar el tratamiento de la artrosis. Por lo general, son capaces de reducir la inflamación en la articulación, potenciando el efecto de los medicamentos recetados por el médico y aliviar aún más el dolor.

De esta forma, estos medicamentos no deben utilizarse como sustituto del tratamiento indicado por el médico, pero son muy indicados, ya que pueden facilitar aún más el dolor o evitar que vuelva a surgir. Cada vez que se utiliza este tipo de remedios naturales es importante informar al médico para que éste pueda evaluar la necesidad de ajustar la dosis de los medicamentos.

1. Té de romero

El romero posee propiedades que ayudan en la restauración de la articulación, siendo un buen complemento para el uso de medicamento anti-inflamatorio y alivia bastante los síntomas del reumatismo.

Ingredientes

  • 1 cucharada (de té) de hojas verdes o secas de romero
  • 250 ml de agua hirviendo

Modo de preparación

Añadir las hojas de romero en una taza de agua hirviendo y dejar reposar por 10 minutos. Después, colar y beber el té aún caliente, repitiendo 2 a 4 veces por día.

2. Té de sauce y ulmaria

Ya lo hace de sauce y ulmaria posee fuertes propiedades anti-inflamatorias y analgésicas que ayudan a aliviar el dolor de varios problemas en las articulaciones, como la artrosis, artritis o gota. Además, como la ulmaria ayuda a bajar ligeramente la temperatura corporal, el efecto puede ser sentido por más tiempo.

Ingredientes

  • 1 taza de agua
  • 1 cuchara (sopa) de la corteza del tronco de sauce
  • 1 cuchara (sopa) de ulmaria

Modo de preparación

Coloque todos los ingredientes en una olla y deje hervir por aproximadamente 5 minutos. Tapar, dejar enfriar y, cuando esté caliente, colar y beber a seguir. Se recomienda tomar 1 taza por la mañana y otra por la noche.

Además de tomar estos remedios caseros todos los días, se puede aún hacer un pequeño masaje en la articulación afectada, utilizando el aceite de almendras dulces caliente.

3. Compresa con linaza

Otra excelente opción de tratamiento casero para el alivio del dolor es usar una compresa de linaza.

Ingredientes

  • 1 taza de linaza
  • 1 pie de media o una funda de almohada de bebé

Modo de preparación

La solución consiste en colocar las semillas de linaza dentro de la media o de la funda de almohada y atar con un nudo o coser. Sólo tienes que calentar en el microondas unos 2 minutos y luego poner aún caliente sobre la articulación con artrosis.

Vea en el siguiente video cómo puede hacer esa compresa con arroz o de otras semillas secas:

Leave a Reply