3 Remedios caseros para la Neumonía

Algunas grandes opciones de remedios caseros para ayudar en el tratamiento de la neumonía, cuando es hecho en casa, son los jarabes naturales elaborados con plantas medicinales como el tomillo, canela, eucalipto y alcachofa porque ayudan a fortalecer las defensas naturales del organismo, siendo muy útil para las enfermedades respiratorias.

Sin embargo, el uso de estos remedios caseros no excluye la necesidad de la ingesta de los medicamentos recetados por el médico y una alimentación adecuada para que el paciente pueda recuperarse de forma más rápida.

1. El té de tomillo con miel y limón

Un buen remedio casero para la neumonía es el té de tomillo con miel y limón, ya que ayuda a eliminar la infección de los pulmones y facilita la retirada del catarro. Ya el limón es rico en vitamina C, que ayuda a fortalecer las defensas naturales del organismo y mejorar el bienestar.

Ingredientes

  • 10 g de hojas frescas de tomillo
  • 1 palo de canela
  • 1 taza de agua
  • 50 g de miel
  • Jugo puro de 1/2 limón pequeño

Modo de preparación

Poner el tomillo, la canela y el agua en una olla, tapar y dejar a fuego bajo por 30 minutos. Después de apagar el fuego y dejar amornar. Colar, añadir la miel y el jugo de limón y mezclar bien, dejando a determinar por más de 5 minutos. Tomar 1 cucharada de este jarabe 2 veces al día, mañana y noche, hasta un máximo de 7 días.

Este jarabe es contraindicado en el embarazo y para los niños menores de 6 años.

2. Té de eucalipto

Un buen remedio casero para la neumonía y que puede ser utilizado por los niños es el té de eucalipto porque ayuda a eliminar la flema, ayudando en la eliminación de las secreciones infectadas de pulmón, y en el tratamiento de la tos. El eucalipto puede ser utilizado como té o inhalado a través del vapor del té.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas picadas de eucalipto
  • 1 taza de agua hirviendo

Modo de preparación

Agregar 1 cucharada de hojas picadas de eucalipto en una taza y cubrir con agua hirviendo. Después de amornar, colar y tomar.

También se puede inhalar el vapor de este té o poner 5 gotas de aceite esencial de eucalipto en un recipiente con 1 litro de agua hirviendo por algunos minutos. Para aliviar los síntomas de la neumonía en el bebé, el recipiente puede ser colocada dentro de la habitación del bebé mientras duerme, pero a una distancia segura para evitar quemaduras.

3. Té de alcachofa

Un buen remedio casero para la neumonía es el té de alcachofa porque él posee propiedades depurativas de la sangre que ayudan a su cuerpo a recuperarse más rápidamente de la neumonía.

Ingredientes

  • 2 a 4 g de las hojas de alcachofa
  • 1 taza de agua hirviendo

Modo de preparación

Agregar las hojas de alcachofa y el agua hirviendo en una taza y dejar reposar por 5 minutos. Colar y beber a continuación.

Mira el vídeo y ver qué comer para acelerar la curación:

Leave a Reply