4 mentiras sobre la dieta del aceite de coco

A pesar de su fama en dietas de adelgazamiento y como alimento que ayuda a quemar grasa, no hay estudios suficientes que demuestren que el aceite de coco es eficaz en la pérdida de peso, y ni en el control de otros problemas de salud como el colesterol alto y enfermedad de Alzheimer.

El aceite de coco se hace a partir de la pulpa del coco y no trae perjuicios para la salud, pero debido a su alto contenido de grasas saturadas, debe ser consumido con moderación. La cantidad recomendada de uso es de 1 a 2 cucharas de sopa del aceite por día, que debe ser consumido junto con una alimentación balanceada.

A continuación se muestra la verdad a los 4 principales beneficios vinculados al aceite de coco:

1. El aceite de coco no adelgaza

A pesar de que algunos estudios muestran la eficacia del consumo de aceite de coco para adelgazar, ellos fueron hechos en pocas personas y aún no suficientes para que este aceite sea ampliamente utilizado para ayudar en la pérdida de peso.

Para potenciar la pérdida de peso, se debe consumir alrededor de 2 cucharadas de aceite de coco por día, junto con una dieta equilibrada con la práctica de actividad física frecuente.

2. El aceite de coco en exceso no controla el colesterol

Algunos estudios han demostrado que el consumo excesivo de aceite de coco puede causar aumentos en el colesterol total, el colesterol LDL (malo) y HDL (bueno), pero en un nivel menor que la mantequilla, que es otra fuente de grasa saturada que también debe ser consumida con moderación.

Sin embargo, un gran estudio realizado en mujeres mostró que alrededor de 1 cucharada de postre de aceite de coco por día mejoró los niveles de colesterol bueno y no ha cambiado la cantidad de colesterol malo ni de triglicéridos, mostrando el beneficio de una pequeña cantidad de este aceite en la dieta.

Para mejorar aún más los niveles de colesterol en la sangre, se recomienda que el principal aceite que se consume en la preparación de los alimentos sea el aceite de oliva virgen extra, que es rico en grasas insaturadas y que trae beneficios comprobados en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Vea cómo debe ser la dieta para bajar el colesterol.

3. El aceite de coco no aumenta la inmunidad

El aceite de coco también se hizo conocida por mejor la inmunidad y actuar en el combate de bacterias, hongos y virus, fortaleciendo la salud y previniendo las infecciones.

Sin embargo, estos estudios fueron hechos sólo en pruebas in vitro, es decir, utilizando sólo las células cultivadas en el laboratorio. Así, aún no se puede confirmar que el aceite de coco aporta estos beneficios para la salud hasta que nuevos estudios sean realizados en personas. Ver otros alimentos que aumentan la inmunidad.

4. El aceite de coco no lucha contra el Alzheimer

Aún no hay estudios en humanos que han evaluado los efectos del aceite de coco en la lucha contra la depresión o en la mejora de la función cerebral de los individuos sanos o con problemas como la enfermedad de Alzheimer.

Todos los estudios vinculados a estos problemas evaluaron el aceite de coco de forma in vitro o en pruebas con animales, no permitiendo que sus resultados ya sean considerados como eficientes para las personas en general también.

Ver otras 4 formas de usar el aceite de coco para hidratar la piel y el cabello.

Leave a Reply