4 opciones de tratamiento para la urticaria

La urticaria, que corresponde a una reacción alérgica en la piel, tiene cura cuando la causa es identificada y tratada rápidamente. Normalmente los síntomas de la urticaria desaparece con el tiempo, no siendo necesario el tratamiento, pero ¿cómo puede ser bastante incómodo, es importante ir al médico. Cuando los síntomas de la urticaria duran más de 6 semanas, pasa a considerarse crónica y, por lo tanto, la curación es más difícil de ser alcanzada, por lo general, se llevará a cabo el control de los síntomas de acuerdo con la orientación médica. Aprenda a identificar la urticaria.

La mejor forma para tratar la urticaria consiste en tratar de identificar si existe una causa que está provocando los síntomas y para evitarlo lo máximo posible, para que la urticaria no vuelva a surgir. Sin embargo, estas causas pueden ser muy variadas, incluyendo desde alimentos, hasta el uso de medicamentos y algunos objetos. De esta forma, identificar la causa del problema puede ser una tarea bastante difícil.

Las principales formas de tratamiento para la urticaria son:

1. Evitar las causas de

La forma más sencilla y eficaz de tratamiento de la urticaria es identificar el agente causante de los síntomas y, así, evitar el contacto. Las causas más comunes de desencadenar la reacción alérgica en la piel son:

  • El Consumo de algunos tipos de alimentos, especialmente huevos, cacahuetes, pescado o frutos secos;
  • El Uso frecuente de medicamentos, como antibióticos, Aspirina o Ibuprofeno;
  • Contacto con algunos objetos del día a día, principalmente elaborados con látex o níquel;
  • Ácaros o contacto con el pelo de los animales;
  • Picaduras de insectos;
  • Estímulos físicos, como la presión en la piel, el frío, el calor, el exceso de ejercicio o la exposición solar;
  • Las infecciones más frecuentes, como la gripe, resfriados o infecciones urinarias;
  • La exposición a algunas plantas o polen.

Para ayudar a identificar lo que puede estar provocando la aparición de la urticaria, el alergologista puede pedir una prueba de alergias que permite identificar algunas de las causas específicas, como la sensibilidad a los ácaros del polvo o el pelo de animales, por ejemplo. Para entender cómo funcionan estos tipos de prueba.

Sin embargo, cuando no es posible encontrar la causa a través de los distintos tests de alergias disponibles, se recomienda ir retirando los alimentos, medicamentos u objetos más alérgenos del día a día, tratando de identificar si en algún momento los síntomas de la urticaria disminuyen.

2. El Uso de antihistamínicos

El uso de medicamentos antihistamínicos, popularmente conocidos como anti-alérgicas, es recomendado cuando no es posible identificar la causa, es difícil evitar el contacto con el agente desencadenante de la urticaria, o cuando los síntomas son muy incómodos y pueden entorpecer las actividades del día a día. Así, se recomienda consultar con el médico general o alergologista para que sea elegido como el ” mejor antihistamínico para cada caso, siendo los más comunes la Cetirizina y a la hidroxizina, que ayudan a aliviar los síntomas y disminuir la cantidad de histamina en el organismo.

En general, este tipo de medicamentos puede ser utilizado durante un largo período de tiempo, ya que no tienen muchos efectos secundarios, pudiendo ser tomados diariamente para reducir los síntomas como picor y enrojecimiento de la piel.

Además, algunas de las técnicas caseras, como aplicar compresas frías en la piel o pasar cataplasmas anti-inflamatorios en las zonas afectadas, ayudan a disminuir el desarrollo de los síntomas, permitiendo también reducir la dosis necesaria de antihistamínico. Ver una receta de un excelente remedio casero para aliviar la urticaria.

3. Uso de medicamentos corticoides

Cuando se presentan episodios de síntomas muy intensos, que no mejoran con el uso de los antihistamínicos, el médico puede aumentar la dosis o recomendar el uso de medicamentos corticoides como la Prednisona, que tiene un efecto más potente, pero que también presenta muchos efectos secundarios, como aumento de peso, presión arterial alta, diabetes o debilitamiento de los huesos, y por lo tanto, ser utilizada durante poco tiempo.

4. Asociación de antihistamínicos y corticoides

El uso en conjunto de medicamentos antihistamínicos y corticoides es indicado por el médico en el caso de la urticaria crónica, que es cuando los síntomas duran más de 6 semanas, son intensos, surgen a menudo o nunca desaparecen. Así, el tratamiento para este tipo de urticaria se hace con antihistamínicos, que puede completarse con el uso de corticoides, como Hidrocortisona o la Betametasona, que alivian bastante los síntomas, incluso cuando no se evita la causa de la urticaria.

Sin embargo, como los corticoides también tienen muchos efectos secundarios, la ANVISA ha aprobado un nuevo medicamento, conocido como Omalizumabe, que es capaz de reducir los síntomas de la urticaria crónica sin causa específica, evitando la aparición de tantos efectos secundarios. Más información sobre este nuevo medicamento.

En los casos en que la urticaria es acompañada de síntomas, como hinchazón de la lengua o de los labios o dificultad para respirar, por ejemplo, el médico puede recomendar el uso de un lápiz de epinefrina para que sea inyectada inmediatamente en la persona a medida que surjan los síntomas. Ver cuando es conveniente usar el lápiz de epinefrina.

Leave a Reply