4 Pomadas para el tratamiento de quemaduras

La Nebacetin y el Bepantol son algunos ejemplos de las cremas más utilizadas en el tratamiento de quemaduras, que ayudan en la cicatrización y previene la aparición de infecciones.

Las pomadas para las quemaduras pueden ser compradas en cualquier farmacia y en general no requieren de prescripción médica, siendo indicadas para el tratamiento de quemaduras leves de 1 grados sin burbuja o la piel a desprenderse.

1. Bepantol

Es una pomada compuesta por Dexpantenol, un compuesto que protege y nutre la piel, ayudando en la cicatrización y estimulando su regeneración. Esta crema debe ser aplicada bajo la quemadura de 1 a 3 veces al día, siendo sólo indicada para las quemaduras leves de 1º grado, que no formaron burbuja.

2. Nebacetin

Esta pomada es compuesta por dos antibióticos, Sulfato de neomicina y Bacitracina, que impiden el desarrollo de bacterias y ayudan a la cicatrización de la quemadura. Esta crema está indicada para cuando se presentan signos de infección como pus o hinchazón excesiva, y se debe aplicar de 2 a 5 veces al día con la ayuda de una gasa, bajo indicación de un profesional de la salud.

3. Esperson

Es una pomada compuesta por un anti-inflamatorio y un antibiótico, ya que tiene en su composición Desoximetasona y Sulfato de neomicina, sustancias que previenen la aparición de infecciones y ayudan a la cicatrización. Esta crema está indicada para las quemaduras de 1º grado, y se puede utilizar de 1 a 2 veces por día, bajo la indicación de un profesional de la salud.

4. Dermazine

Esta pomada antimicrobiana tiene en su composición Sulfadiazina de Plata y, por lo tanto, es ideal para prevenir la aparición de infecciones bacterianas, así como ayudar en la cicatrización. Es conveniente utilizar esta pomada 1 a 2 veces por día, bajo la orientación de un profesional de la salud.

Sólo las quemaduras de primer grado sin burbuja o la piel a desprenderse pueden ser tratadas en casa, al contrario de lo que sucede en los casos donde existe quemaduras con la burbuja o quemaduras de 2º o 3º grado, que requieren ser vistas y tratadas por un médico o una enfermera.

Sepa qué hacer en caso de quemadura grave, en Primeros auxilios para las quemaduras.

Aprenda a tratar todos los tipos de quemaduras en este vídeo, lleno de humor que nuestro equipo ha preparado para usted:

Las quemaduras de 1º grados, son generalmente quemaduras ligeras y fáciles de tratar, que deben ser tratadas de la siguiente manera:

  1. Empezar por lavar bien la zona a tratar, y si es posible poner la zona quemada bajo agua corriente durante 5 a 15 minutos.
  2. Después, aplicar compresas frías en el lugar, y dejar actuar mientras exista dolor o hinchazón. Las compresas pueden ser remojadas en agua fría o en té de manzanilla helado, que ayuda a calmar la piel;
  3. Por fin, pueden ser pasadas pomadas cicatrizantes o cremas de antibióticos y corticoides, que deben ser aplicadas 1 a 3 veces al día, durante 3 a 5 días de tratamiento, bajo la orientación de un profesional de la salud.

Si posteriormente surjan burbujas o si la piel de desprender es recomendable que consulte con su médico o enfermera para orientar mejor el tratamiento y prevenir la aparición de infecciones.

Leave a Reply