5 beneficios de la carrera en el agua

Correr en el agua es una actividad excelente para adelgazar, tonificar los músculos, mejorar la postura y reducir el vientre, siendo especialmente indicado para personas que están muy por encima del peso y de edad avanzada que necesitan hacer una actividad sin afectar a las articulaciones, como sucede en la carrera en la calle.

La carrera en el agua, también conocida como deep corriente, puede ser realizada en la playa o en la piscina, pero para ejercitar aún más las piernas, aumentando los beneficios, se puede utilizar pesinhos la canela. Como el agua ofrece mucha resistencia a los movimientos, hace que este entrenamiento sea un buen ejercicio aeróbico y, por lo tanto, ayuda a mejorar la capacidad cardiaca y respiratoria, lo que lleva a un gasto medio de 400 calorías por cada 45 minutos de carrera.

Los beneficios de la carrera en el agua incluyen:

  1. Adelgazar, ya que requiere un elevado gasto de energía;
  2. Proteger las articulaciones, evitando enfermedades como la artritis o la artrosis;
  3. Mejorar la postura, equilibrio y flexibilidad, ya que requiere que se mantenga la columna recta;
  4. Aumentar la fuerza y resistencia de los músculos, principalmente los brazos, piernas y abdomen;
  5. Disminuir la hinchazón de las piernas, ya que ayudar a drenar los líquidos que se acumulan alrededor del tobillo;

Además, correr en el agua, provoca relajación y aporta sensación de bienestar, lo que puede ayudar a personas con problemas de ansiedad y depresión.

La carrera en el agua puede traer beneficios para todas las edades, pero es especialmente indicada para:

  • Personas sedentarias, que quieren iniciarse en la práctica de actividad física;
  • Quien está con exceso de peso, ya que evita las lesiones;
  • Las personas mayores, ya que es posible gestionar el esfuerzo físico más fácilmente y reduce el riesgo de artritis o artroses;
  • La menopausia porque disminuye los calores;
  • Los Pacientes con dolor crónico, fibromialgia;
  • Embarazadas, ya que el peso corporal dentro de agua es menor.

Sin embargo, en cualquiera de los casos antes de iniciar la carrera en el agua debe ir al médico para realizar exámenes y saber si está preparado para realizar ejercicios.

Para iniciar la carrera en el agua busque una piscina donde la altura del agua quede hasta el máximo las rodillas o se quede en la parte baja de la playa. Cuanto más alta esté la altura del agua, más difícil será el ejercicio, por lo que comience con la más fácil.

Comience a correr poco a poco, pero mantenga el ritmo. Comience con ejercicios de 2 veces por semana, con una duración de 20 minutos. A partir de la segunda semana, aumente la intensidad de la carrera en el agua a 40 minutos, 3 veces por semana e ir aumentando progresivamente.

Además también es importante tomar agua o un isotônico tipo gatorade para asegurar la hidratación y que continúa con disposición para correr. Da un vistazo a la receta de este vídeo:

Si te gustó este artículo, lea también:

Leave a Reply