4 Remedios naturales para el dolor de muelas

Algunos de los excelentes remedios naturales para combatir el dolor de diente, mientras espera por una consulta con el dentista es tomar el té de menta, hacer bochechos con eucalipto, masajear la zona dolorida con aceite de clavo y hacer bochechos con té de limoncillo.

Estas plantas medicinales son indicadas porquem tiene acción antisséptica y analgésica, combatiendo la dolorosa, dolor de dientes de forma natural. Vea cómo preparar cada uno de los remedios caseros:

1. Tomar té de menta

La menta tiene propiedades calmantes y refrescantes que van a ayudar a controlar mejor el dolor de dientes, pero es necesario descubrir la causa del dolor de muelas para resolverla definitivamente, y por eso se debe ir al dentista.

Ingredientes

  • 1 cuchara (sopa) de hojas picadas de menta
  • 1 taza de agua hirviendo

Modo de preparación

Coloque las hojas de menta en una taza y cubra con agua hirviendo. Tape y deje reposar por unos 20 minutos. A continuación, colar y beber. Tomar de 3 a 4 tazas de este té al día.

2. Bochechos con eucalipto

El té de eucalipto tiene un efecto refrescante que va a ayudar a disminuir el dolor de dientes rápidamente.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de hojas de eucalipto
  • 1 taza de agua hirviendo

Modo de preparación

Haga el té bien fuerte poniendo el eucalipto en una taza, cubra con agua hirviendo y deje reposar por 15 minutos. A continuación, colar y utilizar el té para bochechar durante algunos minutos.

Atención: El té de eucalipto no debe ser bebido, ya que en gran cantidad puede provocar una intoxicación.

3. Masaje de aceite de clavo

Una excelente solución natural para el dolor de muelas es masajear el lugar con el aceite esencial de clavo ya que tiene propiedades antisépticas que pueden ayudar a limpiar el local y disminuir el dolor. Este remedio casero además de calmar y reducir la inflamación que causa el dolor de diente, también puede ser útil para encías que sangran y úlceras en la boca.

Ingredientes

Modo de preparación

Agregar el aceite en un recipiente con agua y mezclar bien, y hacer gargarejos después de cada comida, después de que los dientes hayan sido limpiados.

4. Bochechos con limoncillo

Hacer bochechos con el té de limoncillo también es bueno porque esta planta medicinal tiene propiedades calmantes que ayudan a aliviar el dolor de muelas.

Ingredientes

Modo de preparación

Añadir las hojas de limoncillo en el agua y deje hervir por 5 minutos, después de este tiempo tape el recipiente y deje que el té reposar por 30 minutos. Bocheche hasta disminuir el dolor de muelas.

Después de hacer el bochecho con el té, es importante hacer la higiene de la boca y cepillarse los dientes todos los días ayuda a mantener los dientes sanos y prevenir el dolor. Si el dolor de diente persiste se recomienda una consulta con el dentista.

Para evitar el dolor de muelas se recomienda cepillar cuidadosamente los dientes todos los días después de las principales comidas y usar el hilo dental entre cada diente siempre antes de dormir.

Si usted desea dientes sanos y siempre branquinhos, mira el siguiente video y descubre lo que tiene que hacer en su día a día:

4 remedios caseros para la Urticaria

La mejor forma de disminuir los síntomas causados por la urticaria consiste en, si es posible, evitar la causa que llevó a la inflamación de la piel.

Sin embargo, también hay algunos remedios caseros que pueden ayudar a aliviar los síntomas, sin que sea necesario recurrir a los medicamentos de farmacia, especialmente cuando no se sabe cuál es la causa de la urticaria. Algunas opciones incluyen las sales de epsom, la avena o la sábila, por ejemplo. Vea cómo preparar y usar cada uno de estos remedios:

1. Baño con sales de Epsom

El baño con sales de Epson y aceite de almendras dulces tiene propiedades anti-inflamatorias, analgésicas y calmantes que reducen la irritación de la piel y promueven el bienestar.

Ingredientes

Modo de preparación

Poner las sales de Epsom en una bañera llena con agua caliente y después colocar 50 mL de aceite de almendras dulces. Por último, se debe mezclar el agua y bucear en el cuerpo por 20 minutos, sin frotar la piel.

2. Cataplasma de arcilla y sábila

Otro gran remedio casero para tratar la urticaria es el cataplasma de arcilla con el gel de aloe vera y aceite esencial de menta. Este cataplasma posee propiedades anti-inflamatorias, cicatrizantes e hidratantes que ayudan a calmar la infección de la piel, para tratar la urticaria y aliviar los síntomas.

Ingredientes

  • 2 cucharas (sopa) de arcilla cosmética;
  • 30 g de gel de sábila;
  • 2 gotas de aceite esencial de menta.

Modo de preparación

Mezclar los ingredientes hasta formar una pasta homogénea y aplicar sobre la piel, dejando actuar por 20 minutos. Después de lavar con jabón hipoalergénico y agua tibia, secándose con una toalla.

3. Cataplasma de Hidraste con miel

Una gran solución natural para la urticaria es el cataplasma de miel y hidraste porque el hidraste es una planta medicinal que ayuda a secar la urticaria y la miel es un antiséptico natural que calma la irritación.

Ingredientes

  • 2 cucharadas (de café) de hidraste en polvo;
  • 2 cucharadas (de café) de miel.

Modo de preparación

Para preparar este remedio casero sólo tiene que añadir los 2 ingredientes en un recipiente y mezclar bien. El remedio casero debe ser esparcido sobre la zona afectada y después de la aplicación, proteja la zona con una gasa. Cambie la gasa de 2 veces al día, y repita el procedimiento hasta que la urticaria sare.

4. Baño de harina de avena y lavanda

Otra excelente solución casera para la urticaria es el baño de harina de avena y lavanda, ya que poseen excelentes propiedades calmantes y anti-inflamatorias que ayudan a aliviar la inflamación de la piel y la sensación de picazón.

Ingredientes

  • 200 g de harina de avena;
  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda.

Modo de preparación

Poner la harina de avena en una bañera llena con agua caliente y después aplicó las gotas de aceite esencial de lavanda. Por último, se debe mezclar el agua y bucear en el cuerpo por 20 minutos, sin frotar la piel.

Por último, se debe tomar un baño en esa agua y secar suavemente con una toalla hasta el final, sin frotar la piel.

4 Remedios caseros para Piojos

Algunas buenas estrategias para eliminar los piojos y las liendres son de lavar el cabello con té fuerte de arruda o usar el spray de citronela, alcohol canforado o incluso los aceites esenciales.

Estos remedios caseros son ideales para usar en niños porque no es tóxico y además de combatir también ayuda a prevenir la infestación, en caso de que un hermano o un amigo de la escuela esté con piojos.

1. Lavar el cabello con té de Ruda

Un excelente remedio casero para tratar la infestación por piojos y liendres es lavar el cabello con té de ruda, ya que elimina los piojos y calma la picazón en el cuero cabelludo.

Usted puede aplicar el té en el cabello ya mojados antes de pasar el peine fino y así eliminar naturalmente los piojos y sus huevos.

Ingredientes

  • 40 g de hojas de ruda
  • 1 litro de agua hirviendo

Modo de preparación

Poner las hojas de ruda en el agua hirviendo y dejar en infusión durante 10 minutos. Tapar, dejar amornar y después colar. Después de que el té está listo, usted debe aplicar esta infusión en el cabello, con la ayuda de un trozo de algodón o gasa o simplemente jugando a este mezcla, asegurándote de que todo el pelo está mojado.

Después usted debe enrollar una toalla en la cabeza y dejar que la infusión de ruda actuar por 30 minutos. Después de lavar el cabello con champú, aplicar el acondicionador y no enjuagar, pasando un peine fino en cada mechón de pelo para eliminar los piojos muertos y las liendres.

2. Usar spray de citronela

La citronela, aleja a los insectos, incluidos los piojos porque tiene un aroma muy intenso, que no les gusta.

Ingredientes

  • 150 ml de glicerina líquida
  • 150 ml de tintura de citronela
  • 350 ml de alcohol
  • 350 ml de agua

Modo de preparación

Mezclar todos los ingredientes y colocar en un recipiente bien cerrado. Aplicar diariamente en el cabello y en la raíz, dejando actuar por unos minutos.

3. Aplicar aceites en el cuero cabelludo

Basta con aplicar una mezcla de los siguientes aceites en iguales proporciones: aceite de lavanda, aceite de menta, aceite de eucalipto en todo el cuero cabelludo y dejar actuar durante toda la noche y sólo lavar el cabello con un champú para cabello graso por la mañana.

4. Rociar alcohol canforado

El alcohol canforado se puede encontrar en las farmacias, pero usted también puede comprar solamente el alcanfor en pequeños pedazos y luego agregar a la botella de alcohol y dejar el producto en su interior. Basta con rociar un poco de ese alcohol en todo el cabello para evitar la infestación de piojos.

Cuidado para eliminar los piojos

Otro consejo importante para acabar con los piojos es el lavado de la ropa del individuo, la sábana, funda de almohada y su toalla de baño por separado y luego poner en una olla con agua, dejando hervir por unos minutos.

Cada partido se vive alrededor de 30 días, y pone en promedio de 6 a 8 huevos al día, que dentro de 7 días eclosionan, dando origen al partido, y por eso cuando alguien tiene piojos, es preciso tener mucho cuidado para que los otros no sean contaminados, evitando prestar sombreros o ropa que puedan contener piojo o liendre.

Estos cuidados deben ser seguidos todos los días hasta que todos los piojos y liendres sean eliminados.

4 Remedios caseros para la hepatitis

Los tés con propiedades desintoxicantes son ideales para contribuir al tratamiento de la hepatitis porque ayudan a la recuperación del hígado. Buenos ejemplos son el apio, alcachofa y diente de león que pueden ser utilizados, con el conocimiento médico, para ayudar al buen funcionamiento del hígado.

Los tés y el jugo que se deben ingerir inmediatamente después de su preparación para mantener todas sus propiedades, aumentando así su efecto.

1. Jarabe para la hepatitis

Un buen jarabe para la hepatitis se puede hacer con limón, hojas de picão, menta y miel porque estos ingredientes ayudan en la regeneración del hígado.

Ingredientes

  • 1 limón entero con cáscara
  • 8 hojas de picão (Bidens pilosa)
  • 12 hojas de menta
  • 1 taza de miel de azahar

Modo de preparación

Coloque el limón y las hojas de picão y la menta en un recipiente y amasar bien. Cubra con la miel y se deja reposar por 12 horas. Después de exprimir bien la mezcla, colar y tomar 3 cucharadas al día.

2. Jugo de apio con limón

Un excelente remedio casero para auxiliar en el tratamiento de la hepatitis es el apio debido a sus propiedades medicinales, ya que es muy rico en nutrientes, además de ser muy diurético revelando su potencial desintoxicante, ayudando en el tratamiento médico, fortaleciendo el hígado enfermo.

Ingredientes

  • 1 tallo de apio
  • jugo de 2 limones
  • 500 ml de agua

Modo de preparación

Picar el apio en trozos y batir en la licuadora con el agua y el jugo de limón, colar y beber a seguir. Si cree que es necesario el sáhara con un poquito de miel. Beber este jugo 3 veces al día.

Para aprovechar todas las propiedades del apio en una menor porción, pase 1 tallo de apio por centrífuga y beba el jugo a seguir. En este caso, consuma 3 tallos de apio al día.

El apio es una planta cultivada en todo el mundo. El sabor y el olor del apio son típicamente intensos, sobre todo debido a sus aceites esenciales, que en conjunto con los flavonoides, vitaminas y minerales que fortalecen las defensas inmunitarias y el metabolismo. Otras formas de utilizar el apio es en sopas, guisos, empanadas o incluso en ensaladas.

3. Té de diente de león

Un buen remedio natural para la hepatitis es el té de diente de león. El diente de león desintoxica el cuerpo, ayuda en la regeneración hepática y ayuda a reduce la hinchazón.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hojas secas de diente de león
  • 1 taza de agua

Modo de preparación

Hierva el agua y luego añadir las hojas de diente de león. Tape y deje reposar por 10 minutos, colar y beber caliente. Beba de 3 a 4 tazas por día.

4. Té de alcachofa

Un excelente tratamiento natural para la hepatitis es tomar el té de alcachofa todos los días mientras dure el tratamiento. La alcachofa es desintoxicante y depurativa del hígado, siendo muy útil en las enfermedades hepáticas.

Ingredientes

  • 3 cucharadas (sopa) de hojas secas de alcachofa
  • 1 litro de agua.

Modo de preparación

Coloque los ingredientes en una olla y deje hervir por unos minutos. Apague el fuego, tape la olla y deje enfriar. A continuación, colar y beber el té, de 3 a 4 veces por día.

Además de la toma de este té se recomienda adoptar una alimentación ligera, beber mucha agua y descansar siempre que sea posible, evitando esfuerzos. La cura para la hepatitis se alcanza más rápidamente si el individuo seguir todas las instrucciones del médico.

Este tratamiento natural con alcachofa puede ser utilizado en todos los tipos de hepatitis, pero no excluye la necesidad de la toma de los medicamentos recetados por el médico.

Vea lo que usted debe comer para recuperarse más rápido en el siguiente vídeo:

4 Remedios caseros para espolón en el talón

La tintura de hierbas preparada con 9 plantas medicinales y alcohol, así como el baño de pies con sales de Epsom o la compresa de espinacas son excelentes formas caseras de desinflamar la zona afectada y aliviar el dolor del espolón.

Sin embargo, la mejor forma de tratar el espolón en el talón, además de realizar la cirugía, es disminuir el peso del cuerpo sobre él. Para ello, se debe usar zapatos blandos y cómodos, así como utilizar una plantilla específica para espolón de calcáneo, que puede ser comprada en la farmacia y que tiene una abertura que debe ser colocada en el área donde está ubicado el espolón, haciendo que este no toque en el zapato.

1. Tinte de 9 hierbas

Esta tintura de hierbas puede ser hecha en casa y es muy fácil de usar, que contiene 9 plantas con un fuerte poder anti-inflamatorios que ayudan a reducir la hinchazón alrededor del espolón y aliviar el malestar.

Ingredientes

  • 2 litros de alcohol
  • 1 cucharada (de té) de manaka
  • 1 cucharada (de té) de mirra
  • 1 cucharada (de té) de panacea
  • 1 cucharada (de té) de sen
  • 1 cucharada (de té) de angélica
  • 1 cucharada (de té) de azafrán
  • 1 cucharada (de té) de ruibarbo
  • 1 cucharada (de té) de jugo de aloe vera
  • 1 cuadrado de alcanfor

Modo de preparación

Mezclar todos los ingredientes y colocar en un recipiente de vidrio de color oscuro, como una botella de cerveza o de vino bien cerrada y guarde dentro de un armario limpio, protegido de la luz. Deje marinar durante 20 días, y revuelva 1 vez por día. Después de este período, coe y el tinte está lista para ser utilizada.

Para usar, simplemente mojar una gasa o paño limpio en esa tintura de hierbas y poner en pie. Enfaixe el pie para que la planta del pie esté en contacto con el producto durante toda la noche.

2. Baño de pies con sales de Epsom

Las sales de Epsom son fáciles de encontrar en las farmacias y es un buen remedio casero para combatir el dolor en los pies, ya que contiene sulfato de magnesio, una sustancia que tiene una acción analgésica y anti-inflamatoria.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de sales de Epsom
  • 1 cubo con agua tibia

Modo de preparación

Mezclar las sales en el agua tibia y dejar los pies en remojo durante 20 minutos o hasta que el agua se enfríe.

3. Tinte de hueso de aguacate

Este tinte es fácil y económica, siendo muy eficaz en el alivio del dolor.

Ingredientes

  • Hueso de 1 aguacate
  • 500 ml de alcohol
  • 4 piedras de alcanfor

Modo de preparación

Rallar el hueso de aguacate y agregar el alcohol junto con el alcanfor y la deje en una botella oscura durante 20 días. Revuelva todos los días y después moje un paño o gasa en esa tinte y aplique en la región dolorida, dejando actuar durante toda la noche.

4. Compresa de espinacas

La espinaca es un excelente remedio casero para disminuir los dolores causados por el espolón de calcáneo, porque tiene la zeaxantina y violaxantina que tienen una fuerte acción anti-inflamatoria, ayudando a disminuir el dolor.

Ingredientes

Modo de uso

Corte la espinaca y amasar bien, ponga en el lugar del espolón y regalo con una gasa. Deje actuar por 20 minutos y lavar después con agua tibia.

Consejos para combatir el espolón en casa

Ver en el vídeo a continuación algunas estrategias que pueden ser utilizadas para combatir el dolor y sentirse mejor:

4 remedios caseros para la anemia

Para combatir la anemia, que en la mayoría de los casos, sucede por falta de hierro en la sangre, se recomienda incluir en la dieta alimentos ricos en hierro, que generalmente son de color oscuro, como la remolacha, la ciruela, frijol negro y hasta chocolate.

De esta forma, conocer una lista de alimentos ricos en hierro, es una gran manera de ayudar a tratar la enfermedad. Para refrescar y hacer más agradable el tratamiento, algunos de estos alimentos pueden ser utilizados para hacer jugos bien calientes, que son excelentes armas contra la enfermedad.

1. Jugo de piña

El jugo de piña con perejil es ideal para combatir la anemia, ya que la salsa tiene hierro y la piña tiene vitamina C, que aumenta la absorción del hierro.

Ingredientes

  • 2 rodajas de piña
  • 1 taza de agua
  • algunas hojas de perejil

Modo de preparación

Batir los ingredientes en la licuadora y beber inmediatamente después de su preparación. La piña puede ser sustituido por el de naranja o de manzana.

2. Jugo de naranja, zanahoria y remolacha

El jugo de naranja, zanahoria y remolacha es ideal para combatir la anemia porque es rico en hierro.

Ingredientes

  • 150 gramos de remolacha cruda o cocida (unos 2 rodajas gruesas)
  • 1 zanahoria pequeña cruda
  • 2 naranjas con bastante jugo
  • la melaza a gusto para endulzar

Modo de preparación

Pase la remolacha y la zanahoria por centrifugación o procesador de alimentos, para sacar el máximo provecho de su jugo. Después, agregue la mezcla el jugo puro de la naranja y beba inmediatamente después, para aprovechar al máximo sus propiedades medicinales.

Si no dispone de estos aparatos, se puede batir el jugo en la licuadora, sin añadir agua y coá-lo siguiente.

3. Té de artemisia

El té de artemisia es un excelente remedio casero contra la anemia debido a que esta planta medicinal contiene vitamina C, que ayuda al organismo a absorber y utilizar mejor el hierro.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas secas de Artemisia (Artemisia vulgaris L.)
  • 1 litro de agua

Modo de preparación

Coloque los 2 ingredientes en una olla y hervir por 15 minutos, tape y deje reposar por 10 minutos. Cuando esté caliente colar y beber una taza de té de artemisia siempre que consumir alimentos ricos en hierro de origen vegetal, como los frijoles, carnes rojas o blancas.

4. Jugo de ciruela

El jugo de ciruela también es ideal para combatir la anemia porque es rico en vitamina C, y por lo tanto aumenta la absorción del hierro de los alimentos de origen vegetal.

Ingredientes

  • 100 g de ciruela
  • 600 ml de agua

Modo de preparación

Añadir todos los ingredientes en la licuadora y batir bien. Después de endulzar el jugo de ciruela está listo para ser bebido.

Para combatir la anemia se debe consumir los alimentos que contienen hierro todos los días y dependiendo de la gravedad de la anemia, el médico puede recetar sulfato ferroso, por ejemplo.

Ver más consejos para curar la anemia en el siguiente vídeo:

4 remedios caseros para aliviar la sensibilidad en los dientes

Un buen remedio casero para tratar la sensibilidad en los dientes es tomar el té de equinácea reforzado con vitamina C, ya que además de reducir la inflamación, que es capaz de combatir la placa bacteriana que puede llevar a este problema.

Otras opciones para aliviar el dolor en los dientes son frote una gota de aceite de esencia de clavo de olor en el diente afectado o hacer bochechos de té de lavanda o menta, ya que tienen acción analgésica y antisséptica.

Estos remedios naturales pueden ser usados para tratar la sensibilidad en los dientes, que es muy común debido al desgaste del esmalte dental por cepillado exagerada, por el crujir de los dientes o después de procedimientos, como el blanqueamiento y la restauración, pero también son útiles para ayudar en el alivio de cualquier tipo de dolor de muelas.

1. Té de equinácea con vitamina C

La equinácea es una planta que contiene sustancias activas como la inulina, betaína, resina, equinacosídeo y aceites esenciales, teniendo una acción anti-inflamatoria y antisséptica, que reducen la inflamación de las encías y alivian el dolor.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de hojas de equinácea
  • 500 ml de agua hirviendo
  • ½ Cucharada (de té) de vitamina C en polvo

Modo de preparación

Poner la equinácea en un recipiente con agua, tapar y dejar reposar por 15 minutos. Después de agregar la vitamina C, mezclar bien y tomar 3 tazas por día, hasta que el dolor de los dientes sensibles disminuya.

2. Esencia de clavo de olor

El clavo de olor, o clavo de olor-la-india, es rico en aceites y taninos que tienen propiedades analgésicas y antisépticas, siendo muy eficaz para el alivio del dolor de muelas.

Ingredientes

  • Aceite esencial de clavo de olor

Cómo utilizar

Frote una gota de aceite de esencia de clavo de olor en el diente afectado, 3 veces al día, durante 3 días. Otra opción es masticar 1 clavo de olor de la india.

3. Bochecho con té de lavanda

Los aceites esenciales presentes en las hojas de lavanda tienen un fuerte efecto anti-inflamatorio, puede ser útil, en forma de bochecho, para complementar el tratamiento de la sensibilidad en los dientes.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas secas de lavanda
  • 250 ml de agua hirviendo

Modo de preparación

Poner las hojas de lavanda en el agua hirviendo y dejar reposar por 10 minutos. A continuación, filtrar y dejar enfriar. Se debe hacer bochechos 3 veces al día.

4. Bochecho con té de menta

El mentol presente en las hojas de menta es refrescante y calma el dolor, siendo recomendada para ayudar en el alivio de la sensibilidad en los dientes.

Ingredientes

  • 1 cucharada de postre de hojas secas de menta
  • 150 ml de agua

Modo de preparación

Añadir las hojas de menta con el agua hirviendo, dejar reposar por 15 minutos y filtrar. Con el té caliente, hacer bochechos 3 veces al día.

Además del uso de los remedios caseros, es importante mantener el cuidado con la higiene bucal, cepillado con cepillo de cerdas suaves y usar el hilo dental, además de consultar con el dentista para que sea realizado el tratamiento definitivo.

También es importante tener cuidado con algunos alimentos que pueden estimular el desgaste del esmalte dental, como mucho cítricos o ácidos, como el limón, manzana, naranja o uva, por ejemplo. Las salsas intensas salsas como el vinagre y el tomate también deben ser evitados. Sepa cuáles son los alimentos que pueden dañar los dientes.

4 remedios caseros para acabar con el dolor de estómago

Algunos de los excelentes remedios caseros para el dolor de estómago es comer hojas de lechuga o comer un trozo de patata cruda ya que estos alimentos tienen propiedades que calman el estómago, trayendo alivio del dolor rápidamente.

Estos remedios naturales pueden ser consumidos por personas de todas las edades y también por mujeres embarazadas porque no tiene contra-indicaciones. Sin embargo, si los síntomas persisten, es importante concertar una consulta con un gastroenterólogo para identificar la causa del problema e iniciar el tratamiento adecuado.

1. El jugo de papa cruda

Jugo de patata para el dolor de estómago

El jugo de papa cruda es una excelente opción natural para neutralizar la acidez del estómago, aliviando los síntomas de la acidez y el dolor en el estómago.

Ingredientes

Modo de preparación

Rallar una patata y escúrralo dentro de un paño limpio, por ejemplo, hasta salir todo su jugo y beba pronto a seguir. Este remedio casero puede ser tomado diariamente, varias veces al día y no tiene contra-indicaciones.

2. Té de hojas de lechuga

Té de lechuga para el dolor de estómago

Un buen remedio casero para el dolor de estómago con lechuga es tomar el té de lechuga todos los días porque él es un anti-ácido natural.

Ingredientes

  • 80 g de lechuga
  • 1 litro de agua

Modo de preparación

Para preparar este té, disfrutar de los ingredientes en una olla y deje hervir por unos 5 minutos. Deje descansar debidamente tapado por 10 minutos. Colar y beber este té 4 veces al día, en ayunas y entre comidas.

3. Té de artemisia

Un buen tratamiento casero para el dolor en el estómago es el té de artemisia debido a sus propiedades digestivas, tranquilizantes y diuréticas.

Ingredientes:

  • 10 a 15 hojas de artemisia y
  • 1 taza (té) de agua hirviendo.

Modo de preparación:

Sólo tiene que añadir las hojas de artemisia en la taza con agua hirviendo y silencio durante unos 15 minutos, tiempo suficiente para que el té amornar. Tomar una taza de té, 2 a 3 veces al día.

4. Té de diente de león

El té de diente de león es una buena opción para el estómago porque él es anti-inflamatorio, diurético y estimulante del apetito.

Ingredientes

  • 1 cuchara (sopa) de hojas secas de diente de león
  • 1 taza de agua hirviendo

Modo de preparación

Coloque los ingredientes en una taza, dejar reposar por 10 minutos y beba a seguir.

Además de estas opciones, los té de Hierba Limón, Ulmaria o de Lúpulo son otras opciones de remedios caseros que pueden ser utilizados para tratar el dolor de estómago, ver como preparar en 3 Remedios Caseros para el Dolor de Estómago.

El dolor de estómago puede ser causado por la mala alimentación, problemas emocionales o por la toma de algún medicamento durante muchos días seguidos como en csos de los anti-inflamatorios. En este último caso se recomienda tomarlo junto con las comidas para disminuir las posibilidades de dolor de estómago aparecer.

Tratamiento para el dolor de estómago

Para el tratamiento del dolor de estómago se aconseja:

  • Tomar medicamentos como la Ranitidina, Buscapina o el Omeprazol, bajo indicación médica;
  • No consumir bebidas alcohólicas y refrescos, y
  • Seguir una dieta rica en verduras cocidas, frutas no cítricas, verduras, vegetales y carnes magras cocidas.

Hacer algún tipo de actividad física con regularidad también es una excelente forma de desborde de las emociones y, así, evitar los dolores de estómago, de causa emocional.

Como algunas de las posibles causas del dolor de estómago son: gastritis, la mala alimentación, el nerviosismo, la ansiedad, el estrés, la presencia de H. Pylori en el estómago o la bulimia, todas estas situaciones deben ser debidamente tratadas para ayudar en la lucha contra los dolores de estómago.

Ver otras opciones en:

Vea lo que comer para no irritar el estómago:

4 Recetas para curar la Anemia

Las recetas para la anemia deben contener alimentos ricos en hierro y en vitamina C, como por ejemplo los jugos de frutas cítricas con vegetales de color verde oscuro, y las carnes rojas que deben estar presentes en las comidas diarias.

Un excelente consejo para vencer a la literatura es consumir más hierro a lo largo del día, distribuido en todas las comidas, porque incluso en pequeñas porciones a la vez, ayuda a mejorar el bienestar y combatir los síntomas que incluyen palidez, mareos y debilidad.

Vea algunos ejemplos de alimentos ricos en hierro para armar un menú en contra de la anemia.

1. Jugo de piña con perejil contra la anemia

Este jugo de piña con una buena dosis de hierro y puede ser tomado a cualquier hora del día.

Ingredientes

  • 4 rodajas de piña
  • 1 puñado de perejil fresco

Cómo preparar

Batir los ingredientes en la licuadora y beber inmediatamente después de su preparación.

Otras frutas cítricas como fresa, naranja y limón pueden ser usadas para sustituir la piña, variando el sabor.

2. Jugo de naranja con berros contra la anemia

Este jugo de naranja con berros es sabroso y es rico en hierro, siendo una buena opción para el desayuno o la merienda.

Ingredientes

  • 3 naranjas gran
  • 1 puñado de hojas y tallos de berro

Modo de preparación

Exprimir las naranjas y, a continuación, batir los ingredientes en la licuadora y beber a seguir.

3. Frijol negro con remolacha contra la anemia

Esta receta de frijoles negros, es rápida de hacer y muy nutritiva, siendo una excelente opción para dar a los niños todos los días.

Ingredientes

  • 500 g de frijol negro
  • 1 remolacha grande
  • 100 g de hojas de espinacas

Modo de preparación

Dejar las alubias en remojo durante 2 horas y, a continuación, poner en una olla de presión con suficiente agua para cubrir y dejar en el fuego durante unos 20 minutos o hasta que el grano esté casi listo. Abrir la olla de presión con cuidado y añadir la remolacha partida en 4 trozos y las hojas de espinacas, dejando atrapar a presión de nuevo. Si es necesario, agregue más agua. Deje que el haba en el fuego medio por unos 10 minutos, o hasta que la remolacha esté bien cocida.

Después del frijol y de la remolacha estén bien cocidos, sazonar normalmente y cuando sirven a los niños, puede ofrecer sólo el frijol, sin la remolacha o sólo el ‘caldinho’ del frijol porque él también tendrá el hierro de la remolacha y la espinaca.

4. Tés para la anemia

Algunos buenos ejemplos de tés para la anemia son los de artemisia y el de Pariri. En ese caso, sólo tiene que añadir 2 cucharadas en 1 litro de agua hirviendo, dejar reposar, colar y beber cuando amornar. Este té debe ser consumido de 3 a 4 veces al día.

Ver otras recetas para la anemia en:

4 recetas naturales para Eliminar la Celulitis

Un buen tratamiento natural para reducir la celulitis es apostar en los jugos de frutas naturales, como la remolacha con zanahoria, acerola, naranja y otras combinaciones que ayudan a desintoxicar el cuerpo, elimina las toxinas que están involucradas en la causa de la celulitis.Echa un vistazo a las recetas.

1. Jugo de remolacha con zanahoria

Este jugo también posee propiedades anti-inflamatorias y desintoxicantes que ayudan a combatir la inflamación que se produce en el caso de la grasa localizada y la celulitis.

Ingredientes

  • ½ Pepino
  • ½ Manzana
  • 1 remolacha
  • 4 zanahorias
  • 200 ml de agua

Modo de preparación

Batir todos los ingredientes en la licuadora y beber a seguir. Beba 1 vaso de este jugo en el café de la mañana. Otra posibilidad de preparación es pasar los ingredientes por la centrifuga, y en este caso no es necesario añadir agua.

2. Jugo de piña con col

El jugo de piña con salsa y col, está indicado para la celulitis, ya que estos alimentos son potentes antioxidantes que ayudan en la reducción de la inflamación que caracteriza a la celulitis, y diurético, ayudando a eliminar el exceso de líquidos y toxinas del organismo.

Ingredientes

  • 1 cuchara (sopa) de perejil
  • 1 cuchara (sopa) de col
  • 1 rebanada de piña
  • 350 ml de agua de coco
  • 3 hojas de menta

Modo de preparación

Triturar bien todas las hierbas, cortar la piña en cubos y agregarlos en la licuadora junto con el agua de coco. Batir bien y beber 2 tazas de jugo por día.

3. Jugo de acerola, naranja y goji berry

Este jugo de naranja con acerola y goji berry es excelente para combatir la celulitis, ya que contiene las propiedades necesarias para ayudar a desintoxicar y purificar el organismo.

La naranja y la acerola son ricas en vitamina C, que son beneficiosas para la piel, el goji berry es un gran antioxidante, el pepino tiene silicio que ayuda a reafirmar la piel, el jengibre es antiinflamatorio y la pimienta es termogénico y por ello estos ingredientes combinados entre sí ayudan a combatir la inflamación, la hinchazón y la retención de líquidos que se encuentran entre las causas de la celulitis.

​​​​​​​

Ingredientes

  • 10 acerolas
  • 2 naranjas
  • 1 cuchara (sopa) de goji berry
  • 1 cm de jengibre
  • 1 pizca de pimienta
  • 1/4 de pepino crudo con cáscara
  • hielo en cubos

Modo de preparación

Batir todos los ingredientes en la licuadora y beber a seguir, de preferencia sin endulzar.

4. Mate con limón

El mate es un excelente remedio casero para ayudar a eliminar la celulitis, ya que es rico en cafeína y antioxidantes que ayudan a eliminar las toxinas presentes en el organismo y, por lo que también es útil para retrasar el envejecimiento prematuro.

Ingredientes

  • 1 litro de agua hirviendo
  • 4 cucharas de sopa de la yerba mate
  • 1 limón

Modo de preparación

Debe unir los ingredientes y dejar reposar por 5 minutos. Después, colar y beber a lo largo del día, sin añadir azúcar. Si desea endulzar prefiera opciones naturales como la stevia, por ejemplo.

Además de tomar este jugo todos los días se recomienda invertir en alimentos diuréticos, beber mucha agua y hacer ejercicio regularmente, como se explica en este vídeo: